Sigues en mi

Me duele el pecho

tengo tus espinas bien adentro

pero no puedo dejar de llorarte

cada año que pasa no puedo dejar de amarte

y son las cosas de la vida

que me están enseñando siempre

que el primer amor es el verdadero

y que desde que no estás

soy un velero a la deriva roto

que no se puede enderezar

y te echo tanto de menos

en mis lágrimas matinales

que ver mi cuerpo roto prohibiéndome

seguir viajando para encontrar tu sustancia

pesa tanto o más que la guadaña

de la puta muerte que te llevó

perdonándome a mi tantas veces

en tantos lugares del mundo

que ya te podía dar una de mis vidas

para no separarnos

para querernos como de niños

como de casados hasta el fin

para querernos eternamente

y que mis ojos no se duelan a la noche

porque mi almohada no huela a ti

no me des ese beso que me daba

LA VIDA.

Anuncios

La cosa está en la caca

Seré tu imán me dijiste

y yo te imagine pegada en mi nevera,

te echaste a reír y comentaste

¡claro y me voy a frotar en ella!.

Me sueltas que es raro para ti

que te diga algo que no es “joda”,

a pesar de que aprecias que pase el tiempo

ese de mi ocio que no aborrezco.

Yo pensé que tu “joda”

era ese mismo de la película de las galaxias,

pero luego me acorde que el maestro Yoda

no te llegaría ni a las rodillas.

Te metiste con mi sabiduría

y que no sabias que hacer conmigo,

yo te dije que podíamos cagar juntos

tu en el váter y yo en la vacenilla.

Me preguntaste si lo hacíamos

con o sin sonido y cogidos de la mano,

yo sólo te pude contestar que cantaríamos

el “only you” de The Platters.

Me guiñas el ojo y me dices

esperame que vuelvo me has estimulado,

iré a cagar en tu nombre

como si me sostuvieras la mano.

Y yo te veo

como en un universo paralelo,

me convierto en papel higiénico

y me usas para limpiar tus partes…

Conclusiones

Torpedo

con falda como funda

cabeza nuclear

dueño sin perro.

Prostíbulo

alimento congelado

cuatro pelos y un sapo

arroz harinado.

Vergüenza

deseo inconfesable

de comerte los genitales

donde nace la arboleda.

Crujiente tirador

con su mira a distancia

rechina los dientes

se caga de frío.

Orejas

botellines de espuma

¡¡¡ohhh maaamaaa!!!

cerveza Tropical.

Negocio indeterminado

calles mojadas niebla abundante

un póster de música

un poema errante…

Playa Costa Azul en Luquillo

Cuelgo de un precipicio

y veo el vídeo de tu playa

allá donde trabajas el bikini

con tu cámara fotográfica.

Y con la cuerda voy descendiendo

sin intentar matarme en el intento

para tocar con mis pies tu arena

donde pones tu piel morena.

Para entregarme al placer

de jugar con la espuma del mar

mientras haces largos en la orilla

para disfrute de mi vista.

Y compartir la toalla

antes de subirme a la montaña

donde secarnos y besarnos

antes de encerrarme en mi cueva…

Despertares

Tengo alguien en mi cueva

que me saluda por la mañana,

no es mi gato o la bruja

es la dolencia persistente.

Me corroe la cabeza

me clava los huesos con dardos,

no me deja respirar con igualdad

veta la mayoría de mis salidas.

Me hunde la economía

me descose los pantalones,

las duchas siempre son calientes

y el viento ya no me respeta.

Tengo todo reventado

como un disparo por la espalda,

es de locos mi día a día

como si nevara siempre…