Memoria

Allí donde pierdes las costumbres

entre la tostadora y la fiambrera

se aquejan los sentidos de antaño

donde con tu mano sanaba el deseo.

Viejos libros apolillados y acribillados

por tus ojos serenos a lo largo del tiempo

me dejan la boca amarga de no oírlos de tus labios

de no sentir el tacto de papel con tus manos.

Ya no espero las notas que dejabas en la nevera

con pequeños versos o la lista de la compra

donde no faltaban las verduras y por supuesto

una buena ración de huevos.

He perdido la cordura toda esa que tenía

hace ya décadas que la usaba a diario

ahora mientras me entreno para no perderme

dejo que mi memoria te lleve siempre en su recuerdo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s