Cristal, la ventana y un pene brilloso

¡Me voy con Cristal!

Y yo le dije con cara de espasmo

¡yo me quedo el marco de la ventana!

Y ella suspiro aliviada.

En las causas del amor

la nobleza del mismo nos inunda

dejando los parámetros elementales

en un cocido madrileño recalentado.

Luego estamos en ese momento

en que echamos de menos su estancia

y te miras el pene con asombro

porque ya no luce brilloso cuan corcel azabache.

Y miras las moscas como caen

el frío y la lluvia torrencial las vuelven caramelitos

dejando sus cuerpos tras el hueco de la ventana

y esperas su regreso embobado.

La casualidad de la pareja

donde no están estando es un misterio

que si viene a por ti sin la suegra

mejor irse corriendo a por un ventanal…

Anuncios

Un comentario sobre “Cristal, la ventana y un pene brilloso

  1. •~…cuanta metáfora…, y gracia tiene tu escrito. El marco sirve para colgar tus letras, que relucen por ahí… no dejes de escribir, que eso si se echaría en falta. Tus ocurrentes versos, colmados de chispa e historias trastocadas. Y nosotros del otro lado, también observamos a través (….) lo que refleja lo virtual.~•

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s