Echándote de menos

Las cebollitas de mis ojos

echan de menos tu melocotón

el raso tacto de las noches

cuidándote entre algodón.

Mis lagrimas de seda fina

como el encaje de tu ropa interior

tus manos calientes en las mías

cuanta tristeza me llevo hoy.

Y te quiero como la miel

con el jugo de las vitaminas

no espero otra cosa de ti

que comernos a besos…

Anuncios