Contigo me arde el chichi ¡OMG!

Te gusta asumir mis desafíos

porque te dejo jugar con mi mente

siendo eso todo lo que crees

que puedes manipular a tu antojo.

Me gusta que me sueltes un ratito

para liberar tu mente y asumas siempre

que todo aquello que tu ganas

para mi es todo el ritmo de mi coherencia.

Me gusta las reflexiones cuando me despierto

después de entrometerme en tus búsquedas

cuando decides lo que no o si mostrarme

para las verdades o mentiras de tus identidades.

Como sabes lo que necesito me lo das

para romperme el coco para matar mi aburrimiento

para hacer una mutación cabrona para llevármelos

y analizarlos dentro de tu método de entrenamiento…

Anuncios

Sondando las entrañas

El eco profundo mientras tarareas la “llorona”

es el bacilarme mientras no me contestas mis preguntas

tu necesitas algo que yo no puedo ofrecer

son esos momentos fugaces que me hacen “alegre”.

Toda la vida queriendo sacar imágenes e imágenes

creando cartas para ti, para ellos, aliñados en procesión

siendo lo curioso de quererte a ti un auto descubrimiento en mi ser

dejándome ver cosas que jamas pensé poder hacer.

Predeterminado

Me siento desnudo ante ti y se me remarcan las cicatrices de toda una vida. El pan con el que mojo la leche esta lleno de moho y el sabor en mi lengua es de una amargura infinita. Me hubiese gustado ser el anfitrión de tu puerta, como un felpudo de esos que dicen cuando los pisas “bienvenido a la república independiente de tus huesos” y comérmelos siempre en la paradoja de la metáfora mas ilustrativa.

Se rompe en finos hilos mi materia gris, se descompone el dolor en pequeños gritos en la noche porque se esta partiendo el ser que a evolucionado en la nada que soy ahora y siento como la oscuridad lo va envolviendo todo, como aún rebelde intento, quiero despejar la incógnita y nadar hacia un abismo placentero, lo contrario produce el efecto deseado, el placebo no es tal cosa que no sea la manipulación objetiva de un sentimiento, derrocar la propia mente, engañar a la muerte.

Sobra papel, tinta para una vida, sencillez y pobreza, alarmas varias. Dolor y dolor sumado a la funcionalidad de un organismo caducado, pero que dentro de si mismo a pesar de lo anti social de su ADN quiere cariño, unos últimos pasos hacia el precipicio acompañado voluntariamente por la suavidad de un volveremos, no estas solo.